La Eyaculación Precoz

Muchos jóvenes se angustian por este tema. De hecho tienen razón en hacerlo. Es una realidad que la mayoría de los varones jóvenes van a tener menor control sobre su eyaculación y que a medida que se envejece se logra un mayor control sobre esta. En mi país hablamos de tener sexo como los gallos… o sea, muy rápido. ¿Ha visto usted alguna vez a un gallo y una gallina teniendo sexo? Probablemente no, es tan rápido que no le da tiempo a enfocar bien.

El tiempo que se dure para lograr una eyaculación mientras se hace el amor es una preocupación muy común en los hombres de todas las edades.  De cada 10 cartas o llamadas que recibo, por lo menos 7 son sobre la eyaculación precoz y su control.

¿Qué es eyaculación precoz? La Asociación Psiquiátrica Norteamericana la define como:

“Eyaculación persistente y recurrente con mínima estimulación sexual antes, durante o poco después de la penetración y antes de que lo quiera la persona”.

La conocida sexóloga norteamericana Helen Kaplan dice que “la característica fundamental de la eyaculación es que el hombre carece de un control adecuado sobre ella, con el resultado de que llega al clímax sin quererlo”.

Aunque los sexólogos sabemos que muchos hombres aman “los rapiditos” aún después de adultos, la verdad es que un buen amante es todo lo contrario. Mientras un hombre está listo para penetrar y tener un orgasmo en sólo tres minutos, una mujer necesita de 15 a 30 minutos de estimulación, para tener un excelente encuentro sexual.

El poder enfrentar esto es todo un acto de educación. Los jóvenes pueden y deben aprender a tener control sobre su eyaculación, pero contrario a lo que se ha dicho sobre cómo lograrlo, ese manejo se logra concentrándose en sus sensaciones, no distrayéndose del acto sexual. Helen Kaplan enseña paso a paso los ejercicios necesarios para lograr “ese disfrute concentrado y controlado”, en su libro “La Eyaculación Precoz” que ya es un clásico, disponible en español, por la editorial Grijalbo.

Una de las principales causas de esta disfunción sexual es la ansiedad, cosa muy común entre la gente joven, por dos razones principales: la falta de una verdadera educación sexual que derribe tantos mitos y tabúes sobre algo tan hermoso e importante en cualquier ser humano sano, su sexualidad; y las situaciones en las que se dan las primeras relaciones sexuales, que contribuyen a que esto ocurra, como por ejemplo en un carro y de forma rápida, con una combinación de culpa, ansiedad y miedo a ser descubiertos.

La buena noticia es que esta disfunción sexual es la más fácil de corregir, y por lo general sólo se necesitan hacer los ejercicios indicados por un especialista. Si así no cede, un buen terapeuta sexual puede ayudar.

RESUMEN:

* La mayoría de los varones jóvenes tienen poco control sobre su eyaculación y a medida que envejecen logran un mayor control.

* Sus causas: la falta de educación sexual y las situaciones en las que se dan las primeras relaciones sexuales, como por ejemplo en un carro rápidamente, con culpa, ansiedad y miedo a ser descubiertos.

* Aunque los sexólogos sabemos que muchos hombres aman “los rapiditos” un buen amante es aquel que hace todo lo contrario.

Caracteristicas de una Pareja Segura

Según las teorías e investigaciones realizadas por diversos psicólogos, dependiendo de cómo nos relacionamos en la infancia con nuestra madre, padre y persona que nos cuido, serán nuestras relaciones con amigos, hermanos, novios y amantes o esposos. Para ser una persona segura de sí misma y por ende, poder tener relaciones funcionales en la adultez, los niños necesitan amor y un vínculo estrecho en esas primeras relaciones. Si este apego fue bueno, mama, papa y quien nos cuido estuvo ahí para nosotros y nos dio amor, tendremos una persona segura emocionalmente, la cual podrá establecer “una pareja segura”.

La estabilidad emocional, la autoestima, la seguridad en nosotros mismos está muy determinada por estas primeras experiencias. Podemos entonces tener personas seguras, sin miedo a la cercanía, a la intimidad o podemos tener personas evasivas y ansiosas, con serias dificultades para establecer relaciones sanas y funcionales.

LAS CARACTERISTICAS DE LA PERSONA SEGURA:

El seguro se siente cómodo dependiendo de los demás y que éstos dependan de él. No le preocupa en exceso que le abandonen. Maneja bien intimidad y la autonomía. No teme a la cercanía emocional, son felices y confiados en sus relaciones. No les preocupa demasiado estar solos y  la posibilidad de una ruptura, no los angustian. Buscan y dan más apoyo a sus parejas, expresan sus preocupaciones y no usan estrategias defensivas o destructivas para solucionar los problemas. Sus relaciones se caracterizan por una mayor duración, confianza, compromiso e interdependencia que en los inseguros.

Cuando tienen contratiempos reconocen su disgusto y aprende de la experiencia, con fines constructivos. Un amante seguro se siente a gusto con sus relaciones, pero también con su autonomía. No teme la proximidad, ni le preocupa el rechazo. Busca el apoyo de su pareja cuando lo necesita y sabe darlo en reciprocidad. Transforma los problemas en oportunidades para construir la confianza. Los seguros son personas que pueden vivir perfectamente sin establecer vínculos estables de pareja. Saben disfrutar su soledad.  No son celosos ni posesivos, tienen ideas sobre los amores realistas y positivos. Si es necesario terminar una relación lo hacen y saben vivir el luto y aprenden a rehacer su vida. Los adultos seguros recuerdan a sus padres como personas accesibles, cálidas y afectuosas. Son flexibles.

Así la pareja casi perfecta, según estos estudios serian un Seguro con otra persona segura:

La pareja ideal. Se apoyan uno al otro, y alternan roles de dependencia y soporte según las circunstancias. Cada uno sabe apreciar los pensamientos y sentimientos del otro, sin proyectar los propios. Ambos son capaces de expresar sus necesidades y reconocer las del otro. En fin, ambos llenan las necesidades que todos tenemos de sentirnos amados, cuidados y comprendidos.

RESUMEN:

* Según fuimos tratados por nuestra madre, yo pienso que el padre también, y personas que nos cuidaron, seremos en la adultez capaces de establecer relaciones seguras y funcionales.

* La persona segura es capaz de depender de los demás y de que estos dependan de ellos.

* Saben manejar distancia y cercanía emocional.

* Son flexibles y saben vivir en soledad. No son posesivos.

* La pareja ideal sería una persona segura con otra segura.

Los Siete Mitos de la Infidelidad

La infidelidad es una realidad tan vieja como la misma humanidad. Ya Jesús perdonó una adúltera cuando dijo: Quien se sienta libre de pecado, que tire la primera piedra.

Las distintas iglesias, los diferentes credos, castigan la infidelidad. La sociedad tiene ante este problema humano, una doble moral. Si es el hombre quien es infiel es más fácilmente perdonado…si es una mujer todo el mundo le cae encima, hasta las mismas mujeres. La infidelidad produce mucho dolor, como bien dice la canción de Paloma San Basilio, en una relación de tres,  siempre alguien sale perdiendo. ¡Pero las estadísticas siguen subiendo!

La Doctora Gloria Mock, famosa sexóloga puertorriqueña publicó algo sobre la infidelidad, dice lo siguiente:

“Recientemente leí varios artículos sobre este tema en la revista The Family Therapy Networker (mayo/junio 1991), el cual me ha servido de base para estos comentarios.

A continuación siete mitos comunes sobre la infidelidad.

1. Mito: Todo el mundo lo hace, por lo tanto es de esperarse que ocurra.

REALIDAD: La infidelidad no es comportamiento ¨normal¨ es síntoma de algún problema.

2. Mito: Los affaires son saludables, pueden renovar el matrimonio o la relación.

REALIDAD: Los affaires son peligrosos y pueden ser motivo para que una relación se termine.

3. Mito: El que es infiel ha dejado de amar a su pareja, la infidelidad es prueba de eso.

REALIDAD: La infidelidad puede darse aun en aquellas relaciones que, antes de ocurrir, sentían amor el uno por el otro.

4. Mito: La persona con quien se siente el ¨affaire¨ tiene que ser más ¨Sexy¨ que la persona engañada.

REALIDAD: En las relaciones de infidelidad existe el sexo, pero lo que motiva a la persona no es necesariamente la búsqueda de sexo, lo que lleva a la infidelidad son cosas bien variadas.

5. Mito: El ¨affaire¨ ocurre porque la persona engañada ha fallado en algo y la otra persona no le queda otro remedio que ser infiel.

REALIDAD: Nadie puede obligar o forzar a otro a tener relaciones sexuales con una tercera persona.

6. Mito: La mejor manera de lidiar con la infidelidad es pretender que no se sabe nada y así evitar una crisis.

REALIDAD: Las relaciones infieles se mantienen por el secreto y pierden fuerza cuando se reconocen y se enfrentan.

7. Mito: Si ocurre un ¨affaire¨, en el matrimonio tiene que terminar.

REALIDAD: El matrimonio puede sobrevivir y fortalecerse después de una infidelidad.

La infidelidad es una situación que provoca una crisis, puede llevar a un fortalecimiento de la relación o puede ser la acción que contribuya a terminarla. Hay personas que no aceptan las limitaciones y las imperfecciones de su pareja y la infidelidad no es negociable, automáticamente terminan la relación. Hay otras que pueden lidiar con esta situación y utilizarla para el fortalecimiento de la relación. Es importante señalar, sin embargo, que hay relaciones que han dejado de ser saludables y la infidelidad es la gota que colma la copa. En estos casos, la infidelidad es otro evento más que refleja la situación crítica de la relación. Reflexionar sobre estos siete mitos nos puede servir para clarificar nuestros valores y actitudes y para enfrentarnos a la situación con mucha más claridad”.

A pesar de que me parece un aporte interesante el artículo de la doctora Gloria Mock, existen grandes diferencias en las infidelidades. No es lo mismo ser infiel por una noche o un fin de semana, que tener una amante o un amante fijo, por varios años. Como no es lo mismo ser un Don Juan, un Play Boy a lo Porfirio Rubirosa, a ser un hombre común que tiene una ´´amante´´ Lo que si es una realidad científica es que la infidelidad es un síntoma, algo que nos dice que hay que revisar la relación de pareja y hay que trabajar con ambos. Tristemente, cada vez hay más mujeres infieles y siempre han habido MUCHOS hombres infieles!!!

Resumen:

* La infidelidad casi siempre es un síntoma de que algo anda mal en la pareja.

* Los dos deben buscar ayuda y ver cómo han contribuido a que esto pase.

* La infidelidad sigue subiendo en las mujeres.

Hormonas y Sexo

Cuando tenía unos cuantos años menos, como psicóloga  y sexóloga, le daba mucha importancia a “la mente” creía que a las hormonas se les daba mucha importancia en la respuesta sexual. Pensaba que si uno estaba enamorado y la relación era buena…el sexo sería bueno aun en la menopausia y con pocas hormonas circulando por el torrente sanguíneo. Pero como la experiencia no se improvisa, y una histerectomía total me sorprendió bastante joven, o sea, me quitaron el útero y los ovarios. Lo primero que me dijo el querido Dr. Ferreiras, mi ginecólogo de toda la vida, es que tenía que usar hormonas y ahí empezó mi martirio.

Cada vez que intentaba tomar pastillas o ponerme parches de hormonas químicas, retenía líquidos, me subía la presión arterial, engordaba y un gran etc. Cuando no las usabas, no dormía, la piel se me resecaba, el pelo se me ponía horrible, estaba irritable, de mal humor, depresiva y me empezó a doler la vagina de la resequedad, ir al ginecólogo era un suplicio y tener relaciones sexuales era doloroso.

Buscando termine con unas que me untaba a veces y tan pronto venían los síntomas malos, la paraba…al tiempo venían los otros malos de no usarla. Estaba que: “Ni contigo ni sin ti tienen mis penas remedio, contigo porque me matas y sin ti porque me muero” Ahí no termina mi tragedia, una sexóloga, que siempre valoro MUCHO su vida sexual empezó a ver y sentir como el deseo sexual se iba por una ventana, junto con la lubricación. Ojala muchas mujeres tuvieran el valor de contar esta historia, hoy millones de hijas de Eva, en el mundo, están pasando por esta situación que acabo de describir. Algunas están peor, ya que por su historial clínico o herencia, no pueden consumir las hormonas químicas.

La pareja empieza a desgastarse, es difícil hacer el amor sin deseo y con dolor. El hombre comienza a sentirse rechazado, la mujer cree que ya esta vieja y que no sirve para nada. Perdemos así el mejor regalo que Dios nos ha dado: nuestra sexualidad. Antes esto era menos común porque vivíamos menos, hoy es una realidad aplastante, cada vez duramos más y debido a una mayor información, no queremos dejar de disfrutar nuestra sexualidad en la mitad de nuestra vida. En muchas familias esto surge cuando el nido está vacío, los hijos se han ido y tenemos más tiempo para nosotras y nuestras parejas. ¡No es justo!

En ese callejón sin salida me encontraba yo. Además de agotada, mis hermosas uñas ya no crecían, mi piel estaba reseca, como mi vagina y mi pelo. Pensé: debe existir algo en este mundo moderno. Me llenaba de líquido de un día para otro y cuando tomaba aviones, llegaba a las actividades y la ropa me quedaba apretada de la retención de líquidos. Y no olviden que la televisión engorda de 10 a 15 libras….En mis planes inmediatos, y espero que en los de Dios también, no esté morirme. Tengo mucho que hacer, mucho que enseñar y disfrutar, me decía a mí misma. Intente algunas hormonas dizque natural, que no me funcionaron. Hasta que gracias a un gran amigo conocí un Naturopata en Puerto Rico, que cambio todo esto. El tiene una hormona TOTALMENTE natural, que me ha devuelto todo lo bueno que buscaba. La palabra resequedad salió de mi cuerpo completo, la irritabilidad también. Recupere mi vagina y mi deseo sexual, recupere todo lo bueno que había perdido, sin sufrir consecuencias.

Ahora comprendo lo importante que son las hormonas para la sexualidad, como bien me enseño mi profesora y amiga, Dra. Corina de Jesús. No quiero ni puedo quedarme callada, quisiera gritar: mujeres, hay solución y salida sin síntomas negativos ni miedo al cáncer. La naturaleza nos brinda TODO lo que necesitamos. El Dr. Norman González Cachón, no solo tiene la progesterona para nosotras, sino también la testosterona para los hombres y las mujeres que la necesiten. Ambas sin efectos colaterales, totalmente naturales. No olviden que después de estar enamorado, el UNICO afrodisíaco conocido es la testosterona.

Resumen:

* Hoy le cuento mi historia con la falta de hormonas por una histerectomía total y como eso afecto  mi sexualidad, mi vida…además de cómo lo resolví.

* Las hormonas juegan un papel muy importante en la sexualidad. Las mujeres que no tiene ovarios o han llegado a la menopausia, necesitan hormonas, pero hormonas naturales preferiblemente.

* Muchas personas no pueden usar las hormonas químicas, esta de hecho prohibido el uso si usted tiene antecedencia de cáncer en su familia, sobretodo, cáncer del seno.

* Con una hormona TOTALMENTE natural se pueden tener todos esos beneficios sin las terribles consecuencias.